El equipo LIMITE impide que el vehículo en el que se encuentra instalado supere los 60 km/h o los 90 km/h, según se seleccione. Además, cuenta con un sistema de seguridad para la operación de puertas: impide que el vehículo supere los 5 km/h de marcha si se encuentran abiertas y también impide que sean abiertas cuando el vehículo circula a velocidades superiores a los 5 km/h.
¿CÓMO FUNCIONA?

Limitador de velocidades
El conductor, mediante la llave de conmutación, optará entre disponer que el vehículo sea limitado en su velocidad de marcha a 60 km/h, o a 90 km/h.
Una vez definida la velocidad límite de operación, el equipo actúa controlando la marcha del vehículo a partir de un sensor que lee la velocidad. Al llegar estas señales a la frecuencia programada como límite, se activa una electroválvula neumática que libera aire a presión hacia un cilindro neumático instalado en el sistema de aceleración que impide al conductor superar esta velocidad.
Si la velocidad límite seleccionada es de 90 km/h, al accionarse la llave de conmutación se encenderán los indicadores lumínicos correspondientes.
Sistema de seguridad para la operación de puertas
A partir de las señales recibidas del sensor electrónico de velocidad, el módulo electrónico de comando activa